De Niro TrumpWASHINGTON (AP) – La campaña del presidente Joe Biden se presentó el martes frente al juicio criminal por dinero secreto del expresidente Donald Trump en la ciudad de Nueva York en un esfuerzo por reorientar la carrera en la insurrección del Capitolio del 6 de enero de 2021.
El equipo de Biden, que había ignorado en gran medida el juicio desde que comenzó hace seis semanas, buscaba capitalizar sus momentos finales llenos de drama, enviando al actor Robert De Niro y a algunos de los socorristas al Capitolio ese día. Un alto asesor dijo que no estaban allí para hablar sobre el juicio, sino para explotar la atención de los grandes medios de comunicación sobre el proceso judicial.
“No estamos aquí hoy por lo que está sucediendo allí”, dijo el director de comunicaciones de la campaña de Biden, Michael Tyler, señalando hacia el tribunal. "Estamos aquí hoy porque todos ustedes están aquí".
COLLEEN LARGO
La Casa Blanca, aplicación de la ley y asuntos legales
ZEKE MILLER
Zeke es el corresponsal jefe de AP en la Casa Blanca
 (Foto de Evan Agostini/Invision/AP, archivo)
Jovenes votantesWASHINGTON (AP) — Durante las elecciones presidenciales de hace cuatro años, el Fondo de Educación Equal Ground contrató a más de 100 personas para ir de puerta en puerta y asistir a festivales, reuniones de universitarios y otros eventos para ayudar a registrar votantes en toda Florida. Sus esfuerzos para las elecciones de este año parecen muy diferentes.
Una ley estatal aprobada el año pasado los obligó a detener el registro de votantes en persona , recortó personal y provocó una caída significativa en la financiación. Los organizadores no están seguros de cuán sólidas serán sus operaciones en el otoño.
Genesis Robinson, directora ejecutiva interina del grupo, dijo que la ley ha tenido un “tremendo impacto” en su capacidad para organizar eventos y llegar a las comunidades para interactuar directamente con votantes potenciales.
“Antes de todos estos cambios, podíamos operar en un espacio donde tomábamos medidas y preparábamos a nuestras comunidades y nos asegurábamos de que estuvieran registradas para votar, y ayudabamos si no lo estaban”, dijo.
Florida es uno de varios estados, incluidos Kansas, Missouri y Texas, donde los republicanos han promulgado restricciones al voto desde 2021 que crearon o mejoraron sanciones penales y multas para quienes ayuden a los votantes. Las leyes han obligado a algunos grupos de extensión a los votantes a cesar sus operaciones, mientras que otros han alterado o reducido en gran medida sus actividades.
La ley de Florida, firmada por el gobernador republicano Ron DeSantis en mayo pasado, impuso una multa de 50.000 dólares a las organizaciones de registro de votantes de terceros si el personal o los voluntarios que manejan o recogen los formularios han sido condenados por un delito grave o no son ciudadanos estadounidenses. También aumentó las multas que podrían enfrentar los grupos, de $1.000 a $250.000, y redujo el tiempo en que pueden devolver las solicitudes de registro de 14 a 10 días.
Un juez federal bloqueó partes de la ley a principios de este mes, incluida la que apunta a delincuentes y personas que no son ciudadanos. Aun así, la ley tuvo un efecto directo en las operaciones de Equal Ground y otras organizaciones de defensa de los votantes en el estado antes del fallo.
La Liga de Mujeres Votantes de Florida, uno de los demandantes, pasó del registro de votantes en persona a la divulgación digital. Cecile Scoon, copresidenta de la liga, dijo que la ley eliminaba la conexión personal entre sus trabajadores y las comunidades. Las herramientas digitales no son fáciles de usar al registrar votantes y pueden ser costosas, dijo.
Estas organizaciones son necesarias porque los funcionarios electorales locales no siempre brindan apoyo e información adecuados, dijo Derby Johnson, un votante de Ormond Beach que asistió a un evento comunitario reciente en Daytona Beach organizado por Equal Ground. Dijo que parecía que la Legislatura de Florida simplemente estaba tratando de dificultar que ciertas comunidades se registraran y emitieran sus votos.
“Hay partidos que trabajan activamente para suprimir el voto, particularmente en las comunidades negras y de color, y estos grupos ayudan a educar y registrar a los votantes para mitigar eso”, dijo.
MOVE Texas, un grupo de derechos electorales que se centra en votantes de 30 años o menos, se adaptó a la reforma electoral de ese estado de 2021 con capacitación adicional para su personal y voluntarios. Entre las disposiciones que generaron preocupación se encontraba una que aumentaba las sanciones penales para cualquiera que recibiera una compensación por ayudar a un votante, lo que afectó especialmente la capacidad de reclutar estudiantes de secundaria y universitarios para campañas de registro de votantes.
“La ley contribuyó a esta cultura del miedo en nuestras elecciones y de ser una persona que registra a los votantes”, dijo Stephanie Gómez, directora política del grupo.
Los republicanos en Kansas anularon un veto de la gobernadora demócrata Laura Kelly para aprobar un proyecto de ley que tipificaba como delito grave que alguien que registrara votantes se hiciera pasar o se supusiera que se hacía pasar por un funcionario electoral.
Eso obligó a Loud Light Kansas, un grupo de extensión a votantes que se centra en comunidades minoritarias, a detener sus esfuerzos de registro. Los posibles votantes normalmente percibían a su personal y voluntarios como trabajadores electorales incluso cuando se les decía lo contrario, dijo Anita Alexander, vicepresidenta de la organización.
"Estamos tratando de involucrar a las personas afectadas, pero no estábamos dispuestos a correr el riesgo de que alguien fuera acusado por hacer un trabajo de participación de los votantes", dijo.
Loud Light y otros grupos locales de registro de votantes demandaron a la Legislatura. El gobernador demócrata dijo que no ha habido evidencia en el estado de fraude electoral generalizado o casos de personas que se hagan pasar por funcionarios electorales.
En Missouri, el capítulo estatal de la Liga de Mujeres Votantes y la Conferencia Estatal de Missouri de la NAACP presentaron una demanda después de que el estado promulgara una legislación electoral de amplio alcance en 2022.
Entre otras cosas, la nueva ley prohíbe la compensación para quienes registran votantes y exige que cualquiera que ayude a más de 10 personas a registrarse también debe registrarse en la oficina del secretario de estado y ser votante. Los infractores pueden enfrentar sanciones penales.
Los formularios completos del Secretario de Estado son públicos, lo que presenta una preocupación de privacidad para muchas personas que de otro modo querrían ayudar con los esfuerzos de registro de votantes, dijo Denise Lieberman, directora y asesora general de la Coalición de Protección de Votantes de Missouri.
“Históricamente, cuando se obtuvieron esas listas de miembros, se utilizaron para intimidar. Por lo tanto, hay mucha inquietud, especialmente en grupos que se dirigen a comunidades de bajos ingresos o de color”, dijo. "Si sólo quieres ser voluntario durante una hora un sábado por la mañana para ayudar en el campus de tu universidad o en el Día de la Tierra o cualquier otra cosa, tienes que pasar por todo este proceso".
La ley de Missouri está en suspenso mientras se desarrolla el desafío legal, con un juicio programado para agosto.
Los expertos en derecho al voto esperan ver intentos continuos de restringir la votación y las actividades de los grupos de extensión de votantes en los estados controlados por los republicanos, dijo Megan Bellamy, vicepresidenta de derecho y política del Voting Rights Lab.
“El esfuerzo por apuntar a grupos de registro de votantes de terceros es, lamentablemente, sólo una de las muchas áreas de políticas que las legislaturas estatales están tratando de abordar”, dijo.
Associated Press recibe apoyo de varias fundaciones privadas para mejorar su cobertura explicativa de las elecciones y la democracia. Vea más sobre la iniciativa democrática de AP aquí . La AP es la única responsable de todo el contenido.
POR  AYANNA ALEXANDER
(Foto AP/ John Hanna)
Tormentas tornadosGREENFIELD, Iowa, EE.UU. (AP) — Bajo un cielo azul y con un ligero viento, los residentes de la pequeña ciudad de Greenfield, Iowa, se afanaban en limpiar dos días después de que un destructivo tornado arrasó más de un centenar de viviendas en apenas un minuto, se cobró la vida de cuatro residentes e hirió a al menos 35 más.
A lo largo de la franja de algo más de un kilómetro (milla), se escuchaba el jueves el ensordecedor ruido de la maquinaria pesada que recogía las viviendas astilladas, los autos destrozados y los árboles caídos. Pero a ambos lados de esa senda, las pintorescas casas y los jardines parecían intactos, y a uno le costaría creer que un tornado con vientos máximos de entre 109 y 115 km/h (175-185 mph) había azotado esta comunidad de 2.000 habitantes.
En la noche del jueves al viernes se registraron más fenómenos meteorológicos graves en la región del centro-norte del país, incluyendo un tornado que estuvo en tierra durante casi una hora en el suroeste de Oklahoma y posibles tornados en zonas de Iowa que ya habían sufrido daños.
El caos causado por el tornado del martes en Greenfield se reflejaba en los rostros de quienes aún estaban procesando la rapidez con la que sus hogares y sus vidas quedaron destrozados, algunos de luto y muchos agradecidos por haberse librado de la tragedia.
Entre los fallecidos estaban Dean y Pam Wiggins, dijo su nieto, Tom Wiggins, que el jueves intentaba encontrar recuerdos entre los restos de su casa, de la que quedaban poco más que los cimientos.
No muy lejos de allí, Bill Yount limpiaba su parcela.
“Es como si alguien hubiese arrojado una bomba”, afirmó señalando el terreno cubierto de madera, escombros, árboles sin hojas, máquinas y equipos para limpiar el desastre.
Según contó, esperó a que pasase la tormenta dentro de un armario.
“El tejado se levantó y volvió a caer de golpe y las ventanas volaron por los aires”, dijo el jueves. El tornado arrasó el garaje de la vivienda y dañó las paredes interiores. “Cuarenta segundos cambiaron mucho mi vida”, afirmó.
Una camioneta negra con muchos daños acabó entre su casa y la de su vecino.
“Nadie sabe de quién es”, dijo.
La gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, elogió el jueves la respuesta de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias al tiempo que solicitó la declaración de desastre para varios condados. Tras de examinar la destrucción del martes, el Servicio Meteorológico Nacional determinó que tres poderosos tornados trazaron trayectorias independientes que sumaban 209,21 kms (130 millas) a través de Iowa, apuntó Donna Dubberke, meteoróloga jefe en Des Moines.
El sábado y el domingo podrían registrarse episodios de mal tiempo en zonas de Texas, Oklahoma y Kansas ya dañadas por las tormentas.
Beck informó desde Omaha, Nebraska. Las periodistas de The Associated Press Heather Hollingsworth en Mission, Kansas, y Amy Beth Hanson en Helena, Montana, contribuyeron a este despacho.
(AP Foto/Charlie Neibergall)
BY  HANNAH FINGERHUT AND MARGERY A. BECK
Trump comentariosCHICAGO (AP) — Los legisladores republicanos de diversos estados de Estados Unidos han rechazado los intentos de los demócratas de proteger o ampliar el acceso a los métodos anticonceptivos, un tema que los demócratas están promoviendo para las elecciones de este año, junto con el aborto y otras cuestiones relacionadas con los derechos reproductivos.
El expresidente Donald Trump, virtual candidato presidencial del Partido Republicano, puso el tema bajo los reflectores esta semana cuando dijo en una entrevista que estaba abierto a apoyar restricciones a la anticoncepción, para después dar marcha atrás y decir que “nunca ha defendido ni defenderá” restringir el acceso a los anticonceptivos. Fue más allá con una publicación en las redes sociales en que dijo: “No apoyo la prohibición del control de la natalidad, y tampoco lo hará el Partido Republicano”.
Pero los recientes acontecimientos en las oficinas de los gobernadores y las legislaturas estatales de todo el país cuentan una historia más complicada acerca de las posturas de los republicanos sobre la anticoncepción en un momento en que los defensores de los derechos reproductivos alertan de un recorte gradual del acceso.
“La anticoncepción no es un tema tan sencillo para el Partido Republicano como parece indicar la afirmación de Trump”, dijo Mary Ruth Ziegler, profesora de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de California, campus Davis, y una destacada estudiosa de la política alrededor del aborto. “Por eso muchos proyectos de ley sobre el derecho a la anticoncepción han fracasado tanto en el Congreso como en los estados. La anticoncepción es más controvertida de lo que la mayoría de la gente cree”.
Las declaraciones de Trump de esta semana y la creciente intensificación de las disputas en torno a los anticonceptivos a nivel estatal ofrecen una oportunidad a los demócratas, que buscan usar el tema como un potente motor de la participación electoral en otoño, al igual que lo ha sido el aborto desde que la Corte Suprema federal anuló el derecho constitucional a este procedimiento hace dos años.
El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, ha dicho que quiere que se vote el próximo mes un proyecto de ley para proteger el acceso a los anticonceptivos similar al que la Cámara de Representantes federal aprobó en 2022, cuando los demócratas controlaban la cámara baja. Incluso si esa iniciativa no logra superar el obstáculo de los 60 votos de la táctica dilatoria en el Senado, dejará constancia de la inclinación de los republicanos sobre un tema que tiene resonancia personal en un amplio sector del electorado.
Los votantes ya han demostrado que apoyan ampliamente el derecho al aborto, incluso en estados conservadores como Kansas, Kentucky y Ohio, donde se han puesto del lado de los defensores del derecho al aborto en las iniciativas electorales de los últimos dos años. Los enredos legislativos en torno al acceso a los anticonceptivos han sido menos visibles, pero eso ha empezado a cambiar a medida que el debate sobre el aborto comienza a ramificarse hacia otros ámbitos de los derechos reproductivos.
Este mes, el gobernador de Virginia, el republicano Glenn Youngkin, vetó los proyectos de ley de la legislatura de mayoría demócrata que habrían protegido el derecho a la anticoncepción, afirmando que apoya el derecho a la misma pero que “no podemos pisotear las libertades religiosas de los habitantes de Virginia”. También dijo en su mensaje de veto que la medida habría interferido con los derechos de los padres de familia.
Un proyecto de ley de atención médica a las mujeres de Missouri estuvo paralizado durante meses por la preocupación que suscitaba la ampliación de la cobertura de los seguros a la anticoncepción, después de que algunos legisladores vincularan falsamente el control de la natalidad con el aborto farmacológico. En marzo, los republicanos de Arizona bloquearon por unanimidad una iniciativa demócrata para proteger el derecho al acceso a la anticoncepción, y los republicanos de Tennessee bloquearon un proyecto de ley que habría aclarado que la prohibición del aborto en el estado no afectaría la atención anticonceptiva ni los tratamientos de fertilidad.
Indiana aprobó una ley que obliga a los hospitales a ofrecer a las mujeres que reciben cobertura de Medicaid anticonceptivos implantables reversibles de larga duración después del parto, pero sólo después de eliminar los DIU del proyecto de ley. Esta medida se adoptó a pesar de las objeciones de los demócratas y de algunos profesionales médicos.
La legislatura de Oklahoma, de mayoría republicana, impulsó una normativa que muchos defensores de los derechos reproductivos advirtieron que podría prohibir la anticoncepción de emergencia y los DIU. Y el martes, el mismo día en que Trump hizo sus declaraciones a una cadena de televisión de Pittsburgh, los legisladores de Luisiana presentaron una medida que convertiría en delito poseer dos fármacos inductores del aborto sin receta, aunque las mujeres embarazadas estarían exentas.
“Si nos fijamos en las políticas que se han estado impulsando en los estados desde la caída de Roe, observamos que los republicanos están desmantelando los derechos reproductivos, incluidos los anticonceptivos”, dijo Heather Williams, presidenta del Comité Demócrata de Campañas Legislativas.
El doctor Gabriel Bosslet, profesor asociado de medicina clínica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, expresó su preocupación ante algunos argumentos republicanos a favor de restringir el acceso a los anticonceptivos. Dijo, por ejemplo, que algunos grupos antiabortistas han pedido a los legisladores que traten la anticoncepción de emergencia —como los DIU— de forma diferente a los métodos anticonceptivos de barrera, como los preservativos, etiquetándolos falsamente como “abortivos”, alegando que inducen al aborto.
La anticoncepción de emergencia también se denomina como “abortiva” en el Proyecto 2025 del Partido Republicano, que es un plan para remodelar el gobierno federal en caso de que los republicanos ganen las elecciones presidenciales de este año.
“Esto forma parte de una lenta reducción del acceso a la anticoncepción”, dijo Bosslet, que testificó en contra del proyecto de ley de Indiana.
En Wisconsin, los demócratas presentaron el año pasado un proyecto de ley que pretendía proteger el acceso a la anticoncepción, pero nunca llegó a tener ni siquiera una audiencia en la Asamblea estatal o en el Senado estatal, controlados por los republicanos, antes de que en marzo concluyera el periodo de sesiones de dos años. Los demócratas del Senado intentaron sacar el proyecto de comisiones en febrero y forzar una votación en el pleno, pero los 22 republicanos de la cámara alta votaron en contra.
Cuando se le preguntó el miércoles por qué el proyecto de ley nunca tuvo impulso, el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Devin LeMahieu, dijo que su bancada rara vez permitiría que los demócratas hicieran algo así, independientemente del tema, aunque también dijo que no estaba familiarizado con los detalles de la medida. Después de que un periodista le leyera partes del proyecto de ley, LeMahieu dijo que la legislación parecía redundante.
“La gente ya puede obtener anticonceptivos”, dijo. “No estoy seguro de por qué necesitaríamos aprobar ese proyecto de ley”.
Según el Instituto Guttmacher, que apoya los derechos reproductivos, aproximadamente la mitad de los estados han legislado este año sobre establecer el derecho legal a la anticoncepción. Hasta el 1 de mayo, el único estado en el que se había aprobado una de esas medidas en cualquiera de las dos cámaras legislativas era Virginia, aunque la ley fue finalmente vetada por el gobernador republicano.
La participación de los padres en el acceso de los adolescentes a los métodos anticonceptivos también se ha convertido en un punto de controversia desde que un fallo emitido en abril ratificó una ley de Texas que obliga a los adolescentes a obtener el consentimiento paterno. Los defensores de los derechos reproductivos han advertido que el fallo podría abrir la puerta a que otros estados restrinjan el acceso de los adolescentes a los anticonceptivos. Mientras tanto, las iniciativas para colocar máquinas expendedoras de anticonceptivos de emergencia o píldoras del día después en los campus universitarios también han provocado la indignación de los grupos antiabortistas.
Mientras Trump ha enviado mensajes contradictorios sobre los derechos reproductivos, el presidente Joe Biden ha atacado sus posiciones y ha destacado sus posibles consecuencias. El equipo de campaña de Biden indicó esta semana que Trump —a la luz de los comentarios de los que luego se retractó su equipo de campaña— apoyaría que otros estados tomaran medidas similares para restringir el acceso a los anticonceptivos.
“Si Donald Trump vuelve a la presidencia, esta aterradora agenda podría extenderse por todo el país”, dijo Ellie Schilling, profesora de la Facultad de Derecho de Tulane, en una conferencia telefónica con periodistas.
En esa misma llamada, los partidarios de Biden señalaron que cuando la Corte Suprema revocó el fallo de Roe vs. Wade de 1973, el juez Clarence Thomas emitió un dictamen concurrente que preocupó a los defensores de la libertad reproductiva. Sugirió que el tribunal reconsiderara también opiniones anteriores que prohibían los anticonceptivos, la sodomía y el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Ziegler, la profesora de la Facultad de Derecho de la UC Davis, dijo que el mismo razonamiento jurídico que subyace a la decisión de anular Roe podría utilizarse contra el acceso a la anticoncepción. Si los grupos antiabortistas esgrimen el falso argumento de que ciertos métodos anticonceptivos inducen al aborto, dijo que podrían utilizar la Ley Comstock para intentar restringir la distribución de materiales relacionados con la anticoncepción. Dicha ley del siglo XIX ha sido resucitada por grupos antiabortistas que pretenden impedir el envío por correo del fármaco abortivo mifepristona.
“Somos testigos de la adopción de las estrategias antiabortistas y de ataques paulatinos contra la anticoncepción”, afirmó.
Mulvihill reportó desde Cherry Hill, Nueva Jersey. Los periodistas de The Associated Press Todd Richmond en Madison, Wisconsin, e Isabella Volmert en Indianápolis contribuyeron a este despacho.
The Associated Press recibe apoyo de varias fundaciones privadas para mejorar su cobertura explicativa de las elecciones y la democracia. La AP es la única responsable de todo el contenido.
GEOFF MULVIHILL
Covering state government issues nationally
(AP Foto/J. Scott Applewhite, Archivo)
BY  CHRISTINE FERNANDO AND GEOFF MULVIHILL
Marihuana alcoholEl consumo diario y casi diario de marihuana es ahora mayor al del alcohol en Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de datos de estudios nacionales que abarcan cuatro décadas.
El alcohol todavía es consumido por más personas, pero 2022 fue la primera vez que el nivel intensivo de consumo de marihuana superó al consumo altamente frecuente de alcohol, señala Jonathan Caulkins, investigador de políticas relacionadas con el cannabis de la Universidad Carnegie Mellon y autor del estudio.
“Un buen 40% de usuarios actuales de cannabis lo consumen diariamente o casi a diario, un patrón que se asocia más con el consumo de tabaco que con el consumo típico de alcohol”, dijo Caulkins.
El estudio, basado en datos de la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y Salud, se publicó el miércoles en la revista Addiction. La encuesta es una fuente muy prestigiosa de cálculos sobre el consumo del tabaco, alcohol y drogas en Estados Unidos.
Se calcula que en 2022, 17,7 millones de personas consumieron marihuana a diario o casi a diario, en comparación con 14,7 millones de personas que consumieron alcohol diariamente o casi a diario, de acuerdo con el estudio. De 1992 a 2022, el índice per cápita de consumo diario o casi diario de marihuana informado por los consumidores aumentó 15 veces.
La tendencia refleja los cambios en las políticas públicas. En la mayoría de los estados ya se permite el uso médico o recreativo de la marihuana, aunque sigue siendo ilegal a escala federal. En noviembre, los votantes de Florida decidirán sobre una enmienda constitucional que permite el uso recreativo del cannabis, y el gobierno federal avanza para reclasificar la marihuana como una droga menos peligrosa.
Las investigaciones muestran que los usuarios de alta frecuencia tienen mayores probabilidades de convertirse en adictos a la marihuana, dijo el doctor David A. Gorelick, catedrático de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland, que no participó en el estudio.
La cantidad de usuarios diarios indica que hay más personas en riesgo de desarrollar un uso problemático del cannabis o de volverse adictos al mismo, dijo Gorelick.
“El uso de alta frecuencia también aumenta el riesgo de desarrollar psicosis relacionada con el cannabis”, una condición grave en la que la persona pierde el contacto con la realidad, dijo.
El Departamento de Salud y Ciencia de The Associated Press recibe apoyo del Grupo de Medios de Ciencia y Educación del Instituto Médico Howard Hughes. La AP es la única responsable de todo el contenido.
CARLA K. JOHNSON
Johnson covers research in cancer, addiction and more for The Associated Press. She is a member of AP’s health and science team.
(AP Foto/Jeff Chiu, Archivo)

Quienes Somos

Radio América es una emisora de habla hispana que transmite desde la ciudad de Laurel en el estado de Maryland cubriendo con sus 1,900 vatios de potencia toda el área metropolitana de Washington D.C. en la cual residen cerca de 1 millón de Latinos.

Su propietario es Alejandro Carrasco considerado como la personalidad radial hispana mas influyente en Washington, Maryland y Virginia.

Su frecuencia, 900 AM una Ubicación ideal en el dial para alcanzar a toda la comunidad latina en el area metropolitana de Washington.

Contactos

Oficina
2730 University Blvd W #200, Silver Spring, MD 20902, USA No 1540
Cabina: 301-962-0900
Recepción: 301-942-3500
Fax: 301-942-7798
info@radioamerica.net

Contador de Visitas

039920910
Hoy
Ayer
Esta Semana
Este Mes
Mes anterior
Total de visitas al Sitio Web
5774
17387
152591
453192
703790
39920910

Tu IP desde donde navegas es: 3.236.83.154
15-06-2024 12:39