SeavecinaLONDRES (AP) - El gobierno británico y sus legisladores se enfrentaron el miércoles, cuando la primera ministra, Theresa May, le devolvió al Parlamento su poco querido contrato Brexit, un mes después de posponer una votación sobre el acuerdo para evitar una derrota casi segura.
 
La Cámara de los Comunes abrió cinco días de debate sobre un acuerdo con la Unión Europea que establece los términos de la salida de Gran Bretaña del bloque el 29 de marzo.
 
Una votación, programada inicialmente para mediados de diciembre, ahora está programada para el martes, y el gobierno aún parece probable que pierda.
 
May insistió en que su acuerdo era la única disponible, y la única manera de prevenir un Brexit perturbador "sin acuerdo" en solo 10 semanas.
 
"La única forma de evitar un acuerdo es votar por el acuerdo", dijo May a los legisladores en la Cámara de los Comunes.
 
May canceló la votación de diciembre en el último momento cuando quedó claro que la mayoría de los legisladores, tanto de los conservadores gobernantes como de los partidos de la oposición, se opusieron al acuerdo, un compromiso que ha dejado a los políticos proeuropeos y a favor del Brexit descontentos.
 
May prometió buscar garantías de la UE sobre el tema más polémico, el estado de la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda. Pero el bloque se niega a reabrir el acuerdo, y la oposición al acuerdo negociado sigue siendo fuerte entre los legisladores británicos.
 
May dijo a los legisladores que era posible "una mayor aclaración" de la UE, "y esas conversaciones continuarán en los próximos días".
 
Jeremy Corbyn, líder del principal Partido Laborista de la oposición, dijo que "ni un solo punto o coma ha cambiado" desde la votación abortada de diciembre.
 
"¿El primer ministro no está trayendo exactamente el mismo trato que ella admitió que sería derrotado hace cuatro semanas?", Preguntó.
 
En medio del estancamiento político, los miembros del parlamento pro-Brexit están instando al gobierno a acelerar los preparativos para salir de la UE sin un acuerdo. Pero muchos legisladores y empresas dicen que eso causaría una crisis económica, ya que los bienes que se mueven entre Gran Bretaña y la UE se enfrentan repentinamente a los controles aduaneros, aranceles y otras barreras.
 
Un grupo de legisladores, tanto del gobierno como de los partidos de la oposición, está tratando de hacer valer la autoridad del Parlamento y de atar las manos del gobierno para evitar un Brexit sin acuerdo.
 
El miércoles, la Cámara de los Comunes votó para evitar que el gobierno retrase las decisiones clave a medida que se acerca el Brexit. Los legisladores aprobaron una moción que dice que si el Parlamento rechaza el acuerdo de divorcio que May ha acordado con la Unión Europea, el gobierno debe presentar un "Plan B" dentro de tres días.
 
Anteriormente, el gobierno tenía 21 días para informar al Parlamento.
 
Fue la segunda derrota del gobierno relacionada con el Brexit en dos días. El martes, los legisladores respaldaron una enmienda a la Ley de Finanzas que pone obstáculos en el camino del gasto del gobierno en medidas Brexit sin acuerdo.
 
La votación, que vio a 20 legisladores del Partido Conservador de mayo rebelarse y estar del lado de la oposición, indica que la mayoría en el Parlamento se opone a salir de la UE sin un acuerdo y tratará de evitar que suceda.
 
Pero no hay una mayoría clara para un solo curso alternativo. Entre las propuestas en pugna están posponer Brexit para buscar un nuevo acuerdo, convocar elecciones generales o celebrar un segundo referéndum de membresía en la UE.
 
El Partido Laborista dijo que intentaría desencadenar una elección pidiendo un voto de no confianza en el gobierno si el acuerdo de mayo se derrota la próxima semana. No hay garantía de que el Partido Laborista pudiera reunir el apoyo mayoritario en el Parlamento necesario para derrocar al gobierno, e incluso si lo hiciera, una nueva elección no detendría automáticamente el reloj de cuenta regresiva del Brexit.
 
Un destacado parlamentario europeo instó a los legisladores británicos a mostrar "responsabilidad" sobre el acuerdo de divorcio.
 
Manfred Weber, un conservador alemán que encabeza el grupo más grande en el Parlamento Europeo, dijo en Berlín que "nuestros colegas en la cámara baja de Gran Bretaña son ahora muy responsables, el acuerdo está sobre la mesa".
 
Weber dijo que un retiro sin acuerdo "conduciría a situaciones muy difíciles, quizás incluso caóticas".
 
El viceprimer ministro británico de facto, David Lidington, dijo que los políticos deben abandonar "las fantasías sobre acuerdos mágicos alternativos que de alguna manera van a surgir de un armario en Bruselas".
 
Dijo que la elección fue entre el acuerdo de mayo, ningún acuerdo o "revertir el referéndum de 2016 por completo".

Quienes Somos

Radio América es una emisora de habla hispana que transmite desde la ciudad de Wheaton en el estado de Maryland cubriendo con sus 5,000 vatios de potencia toda el área metropolitana de Washington D.C. en la cual residen cerca de 1 millón de Latinos.

Su propietario es Alejandro Carrasco considerado como la personalidad radial hispana mas influyente en Washington, Maryland y Virginia.

Su frecuencia,1540 AM, es la señal radial hispana más antigua en la gran urbe de la capital de los Estados Unidos.

Contactos

Oficina
2730 University Blvd W #200, Silver Spring, MD 20902, USA
Cabina: 301-962-1540
Recepción: 301-942-3500
Fax: 301-942-7798
info@radioamerica.net